Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

sábado, 23 de marzo de 2013

Alivio del sufrimiento psicológico ante la muerte

Elisabeth Kübler-Ross
Sobre la muerte y los moribundos
Debolsillo, enero de 2012




Esta es una obra sobre el concepto de muerte en la sociedad “actual”, aunque no debemos olvidar que los derechos del libro son de 1969. Elisabeth Kübler-Ross reflexiona a lo largo de sus páginas y nos narra cómo, a pesar de que el ser humano se ha enfrentado a la muerte desde el principio de los tiempos, ella le sigue asustando:

Llevo dos años y medio trabajando con pacientes moribundos, y este libro hablará del comienzo de ese experimento, que resultó ser una experiencia importante e instructiva para todos los participantes. No pretende ser un manual de cómo tratar a los pacientes moribundos, ni un estudio de la psicología del moribundo. Es, simplemente, el resultado de una nueva e interesante oportunidad de reconsiderar al paciente como ser humano, hacerle participar en diálogos, y aprender de él lo bueno y lo malo... (Pág. 11)

El ser humano, así nos lo mostrará la autora, toma actitudes respecto a ella que lo único que hacen es detener el proceso de duelo tanto de los familiares como de la persona que se enfrenta a su propia muerte.


La obra fue publicada en Nueva York en 1972, y está dividida en doce capítulos y una extensísima bibliografía. Una sección para agradecimientos y un prefacio sitúan al lector ante la muerte, que siempre ha sido desagradable para el ser humano y siempre lo será.

Cuando alguien muere pierde todo lo que ha tenido, todo lo que tiene y todo lo que pueda tener en el futuro. Y es, como nos recuerda el dicho ancestral, lo único que no tiene solución.

Ante este proceso, la autora nos describe los aspectos emotivos que siente el ser humano cuando se enfrenta a lo único que no tiene vuelta atrás.

A través de la identificación y comprensión de los sentimientos de los moribundos- fases por las que pasa el proceso del duelo- la obra muestra cómo controlar tales emociones y cómo transformar las actitudes para aliviar el sufrimiento psicológico tanto de quien abandona la vida como de familiares, proponiendo una serie de alternativas válidas para los profesionales que tienen que trabajar con el paciente moribundo, brindarle su apoyo, a la vez que lo hacen con la familia que lo rodea y ocuparse de ella simultáneamente.

Y, por supuesto, y así nos lo recuerda la contraportada del libro, válido también para todas las personas que deseen abordar su futuro con responsabilidad.



Toñy Riquelme García