Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

martes, 9 de abril de 2013

Tu espalda


Mi espalda te busca, te espera
Como agua fresca de un manantial, que a buen cauce lleva.


A un cauce abundante de aguas sedientas,
De valles cubiertos por hojas de perlas.
Suspiran y gimen las hojas abiertas, su sed es castigo, al no poseerlas.

 No te alejes de mi espalda, hazme nudos con tu lengua
 Seda, suave de textura y un olor blanco a gardenia.


 Y es tu mano la que guía, un camino de esperanzas
 Dibujando con tus dedos, trazos de larga distancia.


                                 Acariciame despacio y luego...me besas la espalda.

Mariángeles Ibernón Valero
Imagen: Alex Alemany