Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

domingo, 29 de junio de 2014

Las crónicas nemedias, de Francisco Calderón (Reseña nº 665)

Francisco Calderón
Las crónicas nemedias
Dolmen publicaciones, 2008

Regreso a Howard muy a menudo, pero aún así, menos de lo que debería para disfrutar de una literatura que es pura diversión.

Conan, Kull, Red Sonja, Solomon Kane, Red Sonya de Rogatine, Valeria, Bran Mak Morn, Esaú Cairn, Cormac... son casi interminables sus personajes (eso sin citar a otros que siempre estarán también relacionados con él, como Thoth-Amón, Thulsa Doom, y tantos otros malignos hechiceros): fantasía heróica, aventuras en los tiempos de Elizabeth I, en la Venecia acosada por los turcos, en el lejano oeste, en los interminables mares, bajo la tierra, en los momentos de la invasión romana de Inglaterra... Y todo con esa especial forma de narrar que hace inconfundible un relato escrito por Robert E. Howard.

Francisco Calderón decidió convertirse en el cronista de estos héroes y, por extensión, de Howard y su obra.

Eso es lo que nos encontramos en este volumen, con la peculiaridad de que lo referente a Conan ya fue suficientemente contado, narrado, en su anterior "Conan, biografía de una leyenda". Por tanto en este volumen nos contará el Conan del universo Dark Horse y aprovechando al final para unas fe de erratas de su anterior trabajo cronológico.

Ha sido un placer leer estas Crónicas, introducidas por mi buen amigo Andrés Díaz, y disfrutar de la cronología de los cómics dedicados a los diferentes personajes howardianos.

Ahora, cuando regrese a ellos, a los de Conan, a los de La Espada Salvaje, a los de Red Sonja, a los de Rey Conan, a los de Kull... seguro que los miro de otra forma y, sin lugar a dudas, en otro orden.

Las Crónicas Nemedias pasan a formar parte de mi biblioteca particular relacionada con la obra de Robert E. Howard, sólo tengo que agradecerle a Francisco Calderón su trabajo.

Francisco Javier Illán Vivas