Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

miércoles, 8 de mayo de 2013

Micro micro (soneto con eco)

Toca el vecino el pianoforte. Forte
ejecuta y pienso: ¡Qué bastardo! Tardo
y hortera, es músico lombardo. Bardo
para más inri ¡Que el mavorte aborte!

Le llamo; haré que el picaporte aporte
a mi lujuria su gran dardo. Ardo
con ese print de leopardo pardo
que espero que hoy como deporte porte.

Abre la puerta y dice: pasa, pasa.
(Yo nunca doy el primer paso). Paso
a su elegante y nada escasa casa;

me recibe en batín de craso raso
que con sigilo se despasa: asa
pequeña, enorme mi fracaso...acaso.

Luis Miguel Rubio Domingo