Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

miércoles, 31 de mayo de 2017

La lucidez del alba desvelada, de santiago Montobbio (Reseña nº 810)

Santiago Montobbio
La lucidez del alba desvelada
Los libros de la frontera, febrero 2017

Cuánta luz y cuánto espacio se abre al lector en este libro de Santiago Montobbio, autor del que ya os he hablado en otras cuatro o cinco entradas de estos no tan abruptos Acantilados de papel. Luz de esa alba que se nos irá desvelando a lo largo de cada nuevo poema, cada nueva página, cada palabra final del verso que enlazaremos con el poema siguiente, con su primer verso, con su primera palabra, para que, como si fuese un candil, su luz no titubee en ningún momento.

Eres agua, alba, sólo
eres alma. Y así
a mi corazón alcanzas.
En ti y en tu alba
vivir basta. Eres
mañana.

En esa conexión entre cada poema, el siguiente debe encontrar esa mañana:

Eres también del sueño y la esperanza.
Puede ser en el vivir amor sólo mañana.

Los poemas del presente libro están escritos entre 2010 y 2012. Son posteriores a los cuatro libros que ya os hemos comentado en esta sección, cuando Santiago sufrió una erupción creadora que tanta belleza aportó a la poesía. Pero no por ello son ajenos a aquellos que contenían La poesía es un fondo de agua marina, Los soles por las noches esparcidos, Hasta el final camina el canto y Sobre el cielo imposible. Siguen la estela, una estela nacida en libertad, al aire del alba, y así me lo imagino escribiendo los versos.

Este libro contiene un punto de inflexión, creo, a partir de la página 178. Antes, las pinceladas poéticas pueden ser breves, como el ejemplo que reproduzco más arriba, o largas y profundas, poemas que van llenando cada página con sus versos.

Pero es a partir de esa página 178 cuando el poeta no puede mantenerse sin ocupar con la palabra todo el espacio de cada página. Y es cuando el amante de ella, de la palabra, ama cada instante de la pasión desbordada.

Hay sólo ya dolor, y ausencia, y una
pregunta en el aire y que me acosa. ¿Qué
has sido? ¿Qué han sido estas tardes y estas
noches, estos sábados y domingos
a tu lado y en tu compañía, sintiendo
amor y calor entre las calles 
del barrio viejo?...

Francisco Javier Illán Vivas