Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 14 de agosto de 2014

Sin rumbo, de Eugenio Cambareces (Reseña nº 687)



Eugenio Cambareces
Sin rumbo
Cátedra,


Argentina y España han estado unidas en una complicidad constante desde que llegaran allí los primeros barcos procedentes de este lado del Atlántico. También ha habido cierto recelo y mala prensa que han supuesto los ingredientes de una relación de amor y odio de la que mucho se ha hablado y escrito.
En todo caso, somos muchos los que disfrutamos viendo el cine argentino, escuchando y bailando sus profundos tangos y por supuesto, leyendo libros que, como el que hoy recomendamos, Sin rumbo, de Eugenio Cambaceres –Editorial Cátedra / Colección Letras Hispánicas- nos aportan un conocimiento muy interesante de la cultura y la lengua argentinas del célebre fin-de-siglo modernista al que se adscribe el libro.
Comentamos el apartado del léxico ya que el editor -Teodosio Fernández, a quien felicitamos por su trabajo, tanto en el estudio previo, como en las constantes anotaciones a pie de página- va desgranando en dichas notas un sin fin de términos del español de América, evidentemente, en su variante argentina, que serán muy útiles a los aficionados a la cultura de aquel país que a veces nos vemos muy perdidos por la cantidad de palabras distintas para designar lo mismo que aquí llamamos de otra manera, los célebre puchos –cigarrillos-, las polleras –faldas- o la zoncera –tontería- nos ayudarán a desentrañas con facilidad el sentido de lo que estamos leyendo. Quienes ya estén familiarizados con el léxico lo tienen fácil evitando la lectura de las citas.
Sobre la novela, diremos que se encuentra entre el Realismo y el Modernismo. Así, podrán disfrutar de rasgos realistas que recordarán a las escenas de Ópera de Clarín o a la afición a los duelos de Stendhal, por poner dos ejemplos; por otro lado, se nos anticipa la sensualidad modernista de un Barbey D’Aurevilly, el amor a la naturaleza de Valle-Inclán o el refinamiento urbano de D’Annunzio por poner otros ejemplos. Todo ello, pasado por el tamiz a la argentina de Cambaceres, un autor que sorprende por la agilidad de su prosa, más cercana sin duda al siglo XX que al XIX.
Formalmente es un libro de bolsillo clásico donde los haya, y literal, ya que cabe en un bolsillo. Destacamos nuevamente el excelente estudio de Teodosio Fernández que es la gran aportación en la Colección Letras Hispánicas. En la tradicional cubierta negra con letras blancas encontramos una escena de palco de ópera en la que los abanicos, las sedas y los chismorreos nos dan una pista interesantísima sobre el argumento de la novela. Que la disfruten.

Adolfo Caparrós Gómez de Mercado