Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 20 de abril de 2017

Selección poética de Maica Bermejo Miranda

BOCETO 

Nueva York se despierta alargando la noche. 
Despereza su lomo de gato caliente entre brumas y sueños. 
La luz dorada del amanecer deja brillos sonámbulos 
enredados en las copas de los árboles de Central Park. 
Los anuncios luminosos, antaño de neón, 
aquietan el brillo noctámbulo reflejado en millones de leds 
que adormecen sus colores con la llegada del alba. 
Miles de huellas imprimen su paso, tránsfugas de la noche, 
reconvertidos en incontenible río que inunda las aceras. 
Ficción y realidad alternando con pasos de swing. 


CAPITAL FEDERAL 

Buenos Aires es  
un puerto abierto a un río 
el resplandor hecho viento 
un temblor de escalofrío  
la boca abierta de un muerto 
un limonchello en la tarde 
al contacto de tu abrigo 
una milonga en la noche 
un aguacero continuo 
es el susto en la sombra 
es el camino perdido 
es las paredes mugrientas 
y las grandes avenidas 
es árboles centenarios 
el ruido de los autos  
el olor a gasolina 
es los voceros del cambio  
plantados en las esquinas 
el aroma del bistef 
es San Martín, La Recoleta 
la Esquina de Gardel 
es Palermo, La Boca 
el caminito perdido 
es el canto hecho lamento 
Buenos Aires  
es lluvia sin olor a tierra 
es un tango arrabalero 
cortesía enmascarada 
es la raja de una falda 
es el orgullo porteño 
es desconcierto y olvido 
es violencia gratuita 
es el contraste hecho hambruna 
pasión aventada en gritos 
la política del miedo. 
Buenos Aires  
ciudad arrasada en sombras.   

LA CIUDAD DE LA LUZ 

El horizonte un mar de tejados 
sobre los aleros la luz derrocha pasiones  
El viento mutante escurre lánguido su canción 
Aletean en el aire retozones los pájaros 
La noche extiende su capa de plumas 
Y el Sena se hace tinieblas 
tremolando, 
al son de un acordeón. 

LA ATRACCIÓN INEVITABLE 

Ando perdida por mi ciudad 
recorriendo el mismo barrio 
el mismo suelo 
la misma gente. 
Me miran las ventanas 
con guiños cómplices 
guiños secretos, 
saben que he vuelto 
Atrás quedó el verde verde 
Yo no lo quiero. 
Hoy vuelvo al suelo gris 
Yo soy de asfalto 
Yo soy de asfalto 
y taconeo con mis zapatos 
por las aceras, por las callejas 
por calles sucias, empercudidas 
abarrotadas, arrolladoras. 
Luces de colores que me alucinan 
que me sumergen en la ciudad. 
Yo soy de asfalto. 
Me gusta sentir tu latido 
palpar tu esencia con los sentidos 
mezclada entre la gente 
anónima y perdida 
en el reguero interminable 
calle arriba, calle abajo 
hundida en ti. 
A trompicones por las aceras 
sin darle vueltas a la cabeza 
porque estás llena de sensaciones 
luz y sonidos. 
Mil tentaciones que nos atrapan 
escaparates iluminados 
mil bares para echar un trago 
salas de cine, salas de fiesta 
pasos de cebra que nos acercan 
al otro lado. 
Palpita tu corazón salvaje noche y día 
y me fascinas. 
Yo soy de asfalto. 
Dejo a los otros la tontería 
del verde verde 
del aire puro 
la fantasía está aquí. 
Tú. ¡Hazme caso! 
Si eres de asfalto y te raptaron 
¡vuelve a Madrid!    

No hay comentarios:

Publicar un comentario