Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 5 de mayo de 2016

Selección poética de Rosa María Berlanga Benito



1.- FANTASMA

El tibio viento de la eterna casa
se ha llenado de aromas imposibles,
de recados urgentes el ausente segundo,
desde que él ha vuelto a ocuparse del mundo,
moldeando este cuerpo, esta casa, esta fuente
Hoy el camino abierto al pezón alborotado y turgente.
atrevido, aterido, erecto
tiene una sola llave,
la vía que atestigua el paso de sus besos
y desmenuza, nítida, el hueco que me invade.
Hoy es todo quejidos, ideas y
palabras vuelan desde su boca hasta mi sexo,
me despliego extendida, toda larga,
infinito de piel, gaviota al viento,
hasta tocar la punta de sus dedos.
Hoy renace potente la ilusión de la lengua
y el desnudo de versos tejidos en el aire,
silencios de sorpresa que me prestó la casa
mientras estaba sola,
jadeos disparados de alud interminable.
Hoy la lágrima extinta se evapora en el fuego
y en penumbra renace la flor de la dulzura
y el contorno de mi hambre se desata en exceso
de otro nombre inconexo que duplica
el misterio del aura que me inunda.
¡Me despierto!..
… y hoy volvió su fantasma a ocuparse del mundo
desde el aciago día en que la parca inquieta
desmoronó mi sexo y se adueñó del suyo
y me dejó difusa en la vida, perpleja.


2.- NADA
He soñado minutos y
Volado en la escoba de la noche,
Estrellas sobre mí,
Fuente interminable.
… Abracé la distancia
De tener las manos llenas
De miradas,
De pelo, de saliva y ganas.
Miedo sin alma…
… ¡Nada!
Vacía estaba y creí
Tener llena la mañana
De vientre incandescente
De esperanza,
De hijo derramado
Abarcando mis entrañas.
… Encontré la verdad,
Carencia de nostalgias,
Murmullo al corazón,
Alma sin alas,
Sangre indeseada…
… ¡Nada!
Desperté, desperté, desperté…
Remolinos de palabras…
… ¡Nada!
Ausencia de presencia inexistente
Eso tengo, eso queda
… ¡Nada!
Eso queda y soy yo
… Sombra sin luz…
… Huesos sin alma…


3.- EN CALMA
Vaciada de viento,
Estoy encalma, me pregunto si he muerto…
No hay atisbo de enfermedad en mí,
Más allá del achaque rutinario,
Vivo en un mundo sin hambre
Atestado de arropo mercenario.
No he vivido una guerra,
Ni sufrido visceral y descarnada,
Casa y cama me abrazan cada noche
Y me despiden cada madrugada.
Viajo sin frío, sin calor y sin cansancio,
Y el agua surte tocando una manilla,
Como la luz, el calor o la comida,
Pero no me destella ni me canta.
Me letré, peleando,
Y puedo escribir estos versos
Observar, solazarme en la belleza
Del que crea, pensando tibiamente
En la mañana,
Deleitando mi espíritu y mi alma.
Amé y amo y los míos me rodean
Para dar un sentido a cada paso
Que extiendo hacia esa parca
Que me espera.
Pero… ¡Y qué!..
He visto morir en dolor a quien amaba,
Sufrido pérdida que me sumió en el miedo,
Y en la deriva del viento que me lleva
Según sople su línea en movimiento,
Corrido cada día, sin remedio,
A cambio de conseguir nada,
No alcanzar hijo, dueño o remembranza,
Sufrido la carencia de la plata
Que nos deslumbra, enferma y despedaza.
Caído en red de amistad vana,
Que me tiró como a zapato viejo,
Presa de sentimiento invertido en saco roto
Que juega a dominar martirio y cama.
Llorado llena de remordimiento,
Frente a la imagen, frente a las palabras
Del dolor ancestral del mundo inquieto,
Flor arrancada de cuajo en la matanza.
Visto desierto de naturaleza,
Desierto de planeta.
Arrasados los ojos de añoranza.
Lacero insano, innecesario, ciego
Que alimenta a ese “dios” inexistente
Que cruel nos domina y atenaza.
Corrupción de políticos adláteres
De quien, plena la cuenta, hace balanza.
Enfermedad, muerte, dolor, hambre,
Gentes enfermas y sin esperanza,
Llantos que revientan de parásitos,
Muertos en vida, pero en la distancia.
No vislumbra horizonte el ser humano,
¿Acaso ofrezca una brizna de alabanza?
Estoy aquí, perdida en esta nada,
Después de tanta lucha…
Inerte, insustancial, desmadejada,
¿He muerto?..
Vaciada de tiempo,
Estoy en calma… ¡No quiero despertar!
¿Para qué?,
¿Para quién?..

Rosa Berlanga Benito. Nace en Madrid. Abogada, Poeta y Dibujante. Premio Relato Corto Villa de El Molar (2007). Premio VII Certamen Literario “Mito del amor” (2.015). Su poesía está en Antología Poética “Quejío” (V Grito de Mujer, 2.015), “VER-S.O.S.” (Ed. de Letras 2.015), “NEcesarias PALabras. Por Nepal” (Ed. Unaria, Ganadora del Premio “Proyecto Solidario Ciudad de Cabra 2.016”) y “Flores del Desierto” (VI Grito de Mujer, 2.016, Ed. Unaria). Ha realizado varias reseñas y prólogos (“Antonio Machado: Un poeta exiliado” de Consuelo Franco Gútiez, Marzo 2.016, Ed. ECUAlbahaca) y publica en revistas literarias (“Illa Internacional”, Holanda, “Chispas Literarias”, “A1 Sierra Norte”). Participa en recitales y actos solidarios en toda España.

1 comentario: