Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

viernes, 6 de mayo de 2016

Los huéspedes, de Pedro Pujante (Reseña nº 770)

Pedro Pujante
Los huéspedes
Ediciones Irreverentes, 2016

Roberto Martínez es un mediocre escritor residente en Torrevieja que recibe, un buen día del año 2014, una invitación para asistir a un simposico de literatura secreta en un perdido pueblo de Extremadura, en Higueras (no lo busquéis en Maps, pues os reenviará a la provincia de Castellón).

En ese fantasmal pueblo conocerá a Rocío Ramos, poeta; a Raúl Conesa, músico; a Roman Vidal y al doctor Faustino, organizador y autor de las invitaciones a otros muchos escritores, pero a la que únicamente han respondido ellos. Obsérvese que todos los nombres de los invitados comienzan por "R", y otro detalle en común de todos ellos: ninguno tiene a nadie en el mundo, por tanto es fácil mantenerles incomunicados.

El citado Roberto Martínez, protagonista y narrador de esta novela, se siente, desde el primer momento, como "un espectro en un pueblo-isla, que fantaseo con la idea de que las personas con las que he tenido trato desde que llegué aquí, si es que no lo estoy soñando, no son reales".

En efecto, tiene la impresión de que todo es parte de un sueño en el que él mismo está incluido. Eso, o que allí todos son fantasmas.

Lo que Roberto no comprende son esos recuerdos como de algo que ya ha ocurrido o, para mayor desconcierto, de lo que va a ocurrir. ¿Dónde se encuentra? ¿En un parque temático o en un campo de concentración?

En aquella situación de tan solo tres participantes del simposico, ya que Raúl Conesa desaparece pasado el supuesto primer día, "lo misterioso está dando paso a lo anodino, ordinario, hortera, imbécil. Intolerablemente zafio, descolorido y fuera de lugar", y nuestro protagonista decide que se escurrirá "de allí en cuanto pueda".

Pero eso no va a resultar posible, como comprobarán enseguida los escritores al toparse con un muro a las afueras del pueblo (¿La cúpula?), mientras son perseguidos por ¡15! doctores Faustino, todos idénticos.

Y, como decían los presentadores de un popular concurso televisivo, "hasta aquí puedo contar". Sí os citaré algunos apuntes para que el lector se anime a adentrarse en Higueras, la de Extremadura: Francisco Umbral, multiorgasmo masculino, clonación, viaje en el tiempo, ¿Belén Esteban?... o locura.

Sí, la última y descabellada historia de Pedro Pujante.

Francisco Javier Illán Vivas