Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

viernes, 22 de abril de 2016

Cuaderno de vacaciones, de Luis Alberto de Cuenca (Reseña nº 769)

Luis Alberto de Cuenca
Cuaderno de vacaciones
Visor libros, 2014

Estamos ante el último libro canónico publicado por Luis Alberto de Cuenca, en una colección muy cuidada, en 2014, la llamada Palabra de honor, y posteriormente, en 2015, en la que nos ocupa, en la Visor de poesía, más cercana, llevadera, y apropiada para leer en cualquier lugar.

Un libro que fue premio nacional de poesía 2015 y, a partir de ese hecho, poco puede aportar este lector impenitente a los miles de comentarios que se han hecho del mismo, pero que deseo cometer la osadía de acercarme a él, como me he acercado a casi toda la obra poética del autor madrileñoque me honra con su amistad y cercanía (nunca olvidaré que me prologó la segunda parte de La cólera de Nébulos, la titulada El rey de las esfinges).

Personalmente he notado muy cercana, siempre, la obra de Luis Alberto de Cuenca. Llegué a decir de algunos de sus poemas que me identificaba tanto con ellos que creí haberlos publicado yo, en el sentido de que, si yo fuese capaz de escribir algo semejante, seguro que lo haría de esa forma.

"Cuaderno de vacaciones", su título, y nos lo explica el autor en el prólogo, porque siempre ha pensado que "hacer versos es una fiesta, algo parecido a la felicidad", y que los "periodos de holganza son los más adecuados para ejercitarse en la práctica de ese alborozo íntimo y, a la vez, expansivo que es la escritura".

Encontraremos ochenta y cinco poemas escritos en vacaciones, en alborozo íntimo del poeta, durante los años 2009 a 2012, y en este año, especialmente prolífico.

Disfrutemos pues, en estas fechas de días largos que se avecinan, de la poesía escrita en felicidad, cercana, clara y sin oscuridades.

La poesía de Luis Alberto de Cuenca.

Francisco Javier Illán Vivas