Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 3 de marzo de 2016

Selección poética de Rolando Revagliatti


Príncipe azul
Yo no te propongo calmar el hambre:
te propongo satisfacer nuestro apetito

No es una escapada  lo que te propongo:
es un viaje

No te propongo el aturdimiento mutuo:
te propongo la lucidez recíproca

No es olvidar el pasado lo que te propongo:
es
   recordar el futuro

Yo
     no te propongo ahondar el vínculo:
te propongo
                   vincular las honduras.





Víctima

I

¿Por qué te parece
que te proponés como víctima
de mi
         imprecisión?


II

Ya no me alcanza mi víctima
por más que corra

o vuele

hacia mí.


III

A caballo de mi víctima
llegué
por todos los caminos
al Amor

y mi víctima

a Roma.





Aprovechamientos

A la tía la asaltábamos en su pieza
cada sábado después del mediodía
sus sobrinos
Púberes, adolescentes
sin adultos en la casa
jugábamos a que era nuestra
a que la tía nos estaba destinada
Aprendimos en ella
nos adiestramos
los dos hermanos y el primito
Estimulada así la tía
casi muda nos daba todo
en su delicado estupor
A su manera nos aguardaba
y se concedía sus raciones de vértigo
Manuable, dúctil nos complacía
en familia
Mi primo sobreactuaba para no derrumbarse
alardeaba de sádico
y me parece que estaba
caliente con mi hermano
A los tres en fila nos mamaba la tía
La mía se la dejaba más tiempo en la boca
Mi primo se aferraba la suya
él dirigía su batuta
y la descargaba antes que mi hermano y que yo

Mi hermano fue sorprendido por papá
un jueves después de medianoche
sodomizando a la tía
Cegado, papá, el histórico
fornicador de su hermana
los acuchilló
Mi primo y yo nunca recordamos
estando juntos
a esos muertos
Dejó secuelas:
él se hizo stripper
y yo
      coleccionista y usuario de italianas
suecas, taiwanesas, mucamitas indias
embarazadas africanas, cadavéricas
muñecas inflables.