Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

miércoles, 27 de junio de 2018

Sergio, de Manuel Mujica Láinez (Reseña nº 842)

Manuel Mujica Láinez
Sergio
Editorial Drácena, 2018

Editorial Drácena sigue recuperando obras que posiblemente sin su esfuerzo nunca hubiesemos tenido la oportunidad de leer, como es el caso de Sergio, con prólogo de Luis Antonio de Villena, que nos situa en los orígenes de la obra, en su momento histórico y en la amistad que mantuvo con el autor, Manuel Mujica. De esta forma nos introduce en una novela inédita en España hasta el momento actual.

Sergio: perturbaciones de la belleza es el título de ese prólogo, para una obra que comienza con Un ángel en la cornisa, y que pronto nos descubre a Sergio Londres, un joven cuya belleza le hace ser deseado tanto por mujeres como por hombres, en una sociedad decadente y oscura, que tanto agrada al poeta autor del prólogo.

En efecto, Sergio, es un muchacho de trece años, de una gran belleza, hijo de la cocinera de un balneario de lujo, y tiene la mala costumbre de caminar sonámbulo. Cuando aparece en escena, lo hace por la cornisa del edificio, en una calurosa siesta, completamente desnudo y con una erepción que despierta el inconfesable deseo de una aristocracia decadente que a duermevela ven aquel ángel en la cornisa.

Ahí empezarán sus problemas, pues todos, hombres y mujeres quieren al muchacho como una posesión exclusiva y él, encontrará el amor en otro muchacho, en Juan, tan hermoso como él. El amor y la tragedia.

Sergio es un canto a la literatura hecha con gusto de gourmet, al amor homosexual, y a lo que se vivió en Argentina en aquellos oscuros años.

Francisco Javier Illán Vivas