Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

lunes, 22 de octubre de 2018

Presentación del XIX anuario de la Revista Literaria Baquiana

INVITACIÓN
 
EDICIONES BAQUIANA, LA REVISTA LITERARIA BAQUIANA, LA ACADEMIA NORTEAMERICANA DE LA LENGUA ESPAÑOLA Y EL CENTRO CULTURAL ESPAÑOL DE COOPERACIÓN IBEROAMERICANA EN MIAMI TIENEN EL PLACER DE INVITARLOS EL VIERNES,
26 DE OCTUBRE DE 2018, A LAS 7:00 PM, A LA PRESENTACIÓN DEL
 
XIX ANUARIO
de la
REVISTA LITERARIA BAQUIANA
I.S.B.N. 978-1-936647-37-8
 
en el
 CENTRO CULTURAL ESPAÑOL
1490 Biscayne Boulevard | Miami, Florida. 33132
(305) 448-9677  
 
La Revista Literaria Baquiana celebrará el lanzamiento de su Anuario XIX o versión impresa de la misma en la sede del Centro Cultural Español de Miami como ya es tradición todos los años en el mes de octubre. Desde su fundación en 1999, la revista ha publicado los textos de numerosos autores de todo el ámbito hispanoamericano y en todos los géneros literarios. La presentación estará a cargo de los directores de la revista, Patricio E. Palacios y Maricel Mayor Marsán. Participarán como invitados especiales: la Dra. Myra M. Medina(Miami Dade College) y la Dra. Martha García (University of Central Florida), ambas del Consejo de Redacción   de la revista; los poetas Ángel Antonio Moreno, Yenilen Mola yOlber Vargas; los narradores Andrés Hernández Alende y Rodolfo Pérez Valero; y la actriz Magyani Medina realizará una lectura dramatizada    del cuento “El Otro” de Delia Fiallo. Para finalizar, la escritora y periodista Olga Connor recibirá una placa de reconocimiento por su dedicación al desarrrollo cultural de Miami y su excelente contribución al uso del idioma español en los Estados Unidos. ¡Los esperamos!
 
Espacio musical a cargo del cantante y animador Olber Vargas.
Entrada gratuita. Brindis de cortesía.
 
 

martes, 16 de octubre de 2018

El remo de Charon, de Francisco Ferrer Carbonell (Reseña nº 853)

Francisco Ferrer Carbonell
El remo de Charón
Editorial Círculo Rojo, marzo de 2016

Nosotros, los mediterráneos, tal vez por descender de la cultura greco-romana, nos es conocido Caronte más con éste nombre que con el inglés Charón, el barquero del Hades griego, que conducía a las almas de una a otra orilla del río Aqueronte, desde Los Campos de Afósdeos al Érebo, las dos primeras zonas del Hades. Y el mito decía que cobraba un óbolo por ese viaje.

El pinatarense Francisco Ferrer reune en este volumen veintisiete relatos y una novela corta, Jhericó, o un relato muy largo, en comparación con los que le acompañan en el que fue su primer libro publicado en papel.

Todos ellos giran alrededor de la Muerte (la Parca, como subtitula su libro), como no podía ser de otra forma por el título que le precede, y el autor, en la contraportada, nos lo explica.

Cuentos narrados en un tono muy cercano, como podríamos escuchárselos contados a un abuelo en aquellos tiempos en que ni la televisión, ni los teléfonos inteligentes ni las tabletas nos quitaban en tiempo de reunirnos alrededor de una mesa camilla con el brasero, en los meses que están por venir; o en la acera de la calle, donde existieran, los largos atardeceres de verano, para conocer historias que pudieron ser o no, pero que mantenían la atención de los que rodeaban al narrador.

Me ha agradado descubrir este libro, que me regaló el autor, en una tarde cercana, charlando en uno de los bares de San Pedro del Pinatar.

Francisco Javier Illán Vivas

viernes, 5 de octubre de 2018

El coleccionista de flechas, de Cristian Perfumo (Reseña nº 852)

Cristian Perfumo
El coleccionista de flechas
Amazon Publishing, 2018

Me gustan las novelas que tras leerlas, o mientras las leo, me despiertan el interés por algo que desconocía, en este caso el pueblo tehuelche, de lo que hoy es Argentina. Sobre las puntas de flechas arqueológicas y, por supuesto, sobre el Perito Moreno.

Y más si ocurre en una novela policíaca, como la que nos ocupa, que fue ganadora del Premio literario de Amazon 2017.

La muerte de Julio Ortega, en una pequeña localidad llamada Puerto Deseado, desencadena una serie de acontecimientos que llevarán a la licenciada Laura Badía a investigar el asesinato, el robo de unas puntas de flechas sobre las que recae una maldición y a encontrarse con momentos más o menos oscuros de su pasado.

Casi al mismo tiempo que van apareciendo sospechosos, se van descartando. Como el caso de Francisco Menéndez-Azcyénaga, quien antes de que la policía acuda a interrogarle, él la invita para que acudan a su casa, pues tiene que contarles importantes nuevas sobre el suceso.

O Enrique Vera, esquivo personaje. Pero hay mucho de mentira, mucho de trampa, mucho de engaño a los ojos en esta novela. A los ojos y al lector, trampantojos que el autor nos va colocando a lo largo de la trama, para confundirnos, para atraparnos y hacernos la lectura un contínuo reto.

Además, como he apuntado al principio, Cristian Perfumo nos lleva a visitar lugares bellísimos y lejanos de la Patagonia Argentina.

Francisco Javier Illán Vivas

viernes, 28 de septiembre de 2018

La otra historia del Temple, de Antonio Galera Gracia (reseña nº 851)

Antonio Galera Gracia
La otra historia del Temple
Editorial Trirremis, 2018

Antonio Galera Gracia, que en estos momentos nos instruye a través del Canal Historia como asesor de la serie documental "Territorio templario", que se emite desde el pasado 24 de septiembre, a las 22 horas, nos presentó en 2018 un libro totalmente diferente a lo que había publicado hasta la fecha en relación a la desaparecida y excomulgada orden de los pobres compañeros de Cristo.

Y lo es diferente porque en él nos presenta cómo vivían, lo que cultivaban y cómo lo hacían, su trabajo como panaderos, como elaboraban el vino, así como las investigaciones, los estudios, los ensayos que realizaban para que todo ello, de lo que dependía la intendencia de los caballeros guerreros, fuese de la mejor calidad y se conservase en las mejores condiciones posibles.

Ese es el motivo de este libro, sorprendente cuanto menos, y que veremos a quienes fueron consideramos como los mejores guerreros de la cristiandad en una faceta sorprendente: como cocineros, sus recetas, el famoso pan de los templarios, forma de cuidar el ganado, el cuidado de las viñas, el cuidado de sus caballos, tan importantes para ellos, en fin, y, ¿por qué no? la forma de elaborar el vino, que no sólo de pan vive el hombre.

Francisco Javier Illán Vivas

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Revista Literaria BAQUIANA (NÚMERO 107 - 108) ya disponible



REVISTA LITERARIA BAQUIANA (NÚMERO 107 - 108)
 
Dirección en la Red: www.baquiana.com
Correo electrónico: info@baquiana.com
Twitter: @RBaquiana
 
Los invitamos a disfrutar de la versión digital de la Revista Literaria Baquiana, correspondiente a los meses de Julio  ̶  Diciembre de 2018, Año XIX, Número 107-108, en un nuevo sistema adaptable para todos los dispositivos móviles. Por diecinueve años consecutivos, la revista ha acogido en sus páginas a escritores de diversas nacionalidades y tendencias literarias contemporáneas de América Latina, España y Estados Unidos, al igual que a muchos académicos, artistas plásticos, fotógrafos, cineastas, directores de organizaciones literarias y noticias del acontecer cultural.
 
En este número, la revista trae una variada selección de poesía, cuentos, reseñas, ensayos, narrativa, opiniones, teatro y una entrevista con la escritora y periodista cubanoamericana Olga Connor, reconocida por sus entrevistas y crónicas del acontecer cultural de la ciudad de Miami, a través de sus columnas semanales en El Nuevo Herald y en otros medios de prensa y revistas de gran difusión continental.
 
La sección poética está compuesta por: los poetas cubanos Luis F. González Cruz y Yenilen Mola, el poeta colombiano Álvaro Alfonso Acevedo Merlano, la poeta española Maica Bermejo Miranda, el poeta venezolano Emmanuel David Colmenares y el poeta mexicano Adán Echeverría. 
 
En el género de ficción, podrán leer en la sección de cuentos: Escenas de la escritora uruguaya Patricia E. Blumenreich, Desafinar del escritor colombiano Sergio Andrés Cruz Romero y Hormigas del escritor cubano Guillermo Neyra Borges. Y en la sección de narrativa: el relato El encargo del escritor español Baltasar Fernández Ramírez y el capítulo de novela La carrera prohibida del escritor cubano Andrés Hernández Alende.
 
En la sección de reseñas de libros, podrán leer las evaluaciones críticas: “Memoria, sangre y ficción en Arturo Uslar Pietri, de Rosalina García” por la escritora cubanoamericana Maricel Mayor Marsán; “El camino de Santiago, de Eduardo González Viaña” por el escritor chileno Patricio E. Palacios; “María Sanz o la poesía sonora y sensorial” por la escritora española Ángela Reyes; y “Desde las cumbres nevadas hasta las planicies desérticas: una antología de escritores latinos en Nevada, de Mar Inestrillas y Emma Sepúlveda Pulvirenti, Eds.” por el escritor peruano Chrystian Zegarra.
 
En la sección de ensayos, presentamos dos estudios novedosos: “El recorrido de las palabras: Preciosa en La Gitanilla de Miguel de Cervantes y Gisela en Peregrina de Delia Fiallo” por la ensayista y profesora cubana Martha García y “Tañe Carpentier la voz y la sombra del Almirante” por el ensayista, narrador y profesor mexicano Manuel R. Montes.
 
En la sección de opiniones, se encontrarán con el texto: “Alegría y Arguedas: dos formas de ver al indio” por el escritor y profesor cubano Guillermo Arango.
 
La sección de teatro trae la obra en tres actos: “Las princesas rusas amamos en francés” del dramaturgo y director teatral español Alfredo R. López Vázquez.

martes, 11 de septiembre de 2018

I premio Liliput de narrativa infantil

M.A.R. Editor busca los mejores cuentos y las mejores novelas infantiles para su Colección Liliput: por ello, convoca el I Premio Liliput de Narrativa Infantil. Podrán concurrir al premio aquellos originales que reúnan las siguientes condiciones: 

1.- Ser novelas infantiles o libros de cuentos infantiles inéditos, libres de compromiso y estar escritas en español, con una extensión mínima de 90 páginas, impresas en formato DIN A-4, a espacio y medio, letra Times New Roman - Arial 14 ó similar, por una sola cara, a espacio y medios, sin haber sido premiadas en cualquier certamen. La obra irá encabezada por título y seudónimo, en página 2 irá una sinopsis de la obra de 15 a 30 líneas, y el texto comenzará en la tercera página. La obra irá acompañada de un documento a modo de plica, que contendrá nombre y apellidos, domicilio incluyendo ciudad y país, teléfono y correo electrónico del autor (obligatorio), así como una breve nota bio-biblográfica que incluya ciudad y año de nacimiento. Se podrán presentar tanto obras sólo con texto como obras que reúnan texto e ilustraciones, no siendo necesarias todas las que aparecerían en el libro, sino una muestra. En ese caso hay que añadir el curriculum del ilustrador.

2.- Cada autor podrá presentar sólo un original, enviándolo por correo (no es necesario que sea certificado) a: Miguel Ángel de Rus – I Premio Liliput - M.A.R. Editor - C. Martínez de la Riva 137, 4º A, Madrid 28018. Deberán enviarse por correo; no se recibirán obras personalmente en la editorial. Sólo los participantes residentes fuera de España podrán enviar su obra por correo electrónico, a la dirección mareditor@gmail.com

3.- Se establece un primer premio consistente en la publicación de la obra ganadora. El jurado podrá recomendar a la editorial otros títulos para su edición.

4.- Los derechos de autor de la 1ª edición, serán del 10% sobre el PVP del libro sin IVA del total de libros vendidos por la editorial.

5.- Los trabajos se podrán enviar hasta el 24 de septiembre de 2018. (En envíos por correo la fecha válida será la del matasellos, no la de llegada).

6.- El fallo se dará a conocer por correo electrónico a los autores y se enviará a medios de comunicación, en un plazo no superior a una semana desde que se produzca el mismo. El fallo es inapelable. El premio podrá quedar desierto.

7.- M.A.R. Editor podrá entrar en contacto con los autores de las obras que sean recomendadas por el jurado para su posible publicación.

8.- No se mantendrá correspondencia sobre las obras no recomendadas por el jurado.

9.- El correo electrónico del autor será usado para mantenerle informado de los premios de la editorial, salvo que el autor indique en el documento de la plica que no desea recibir información de la editorial.

Imagen: De (Picture's author:User:Javier Carro), (Mural's author: unknown) - self-made picture, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1180664

viernes, 7 de septiembre de 2018

Conversaciones con Miguel Hernández, de Eduardo López Pascual (Reseña nº 850)

Eduardo López Pascual
Conversaciones con Miguel Hernández
PR Ediciones, 2018

El hallazgo de un manuscrito, redactado bajo seudónimo, de un supuesto periodista llamado Gonzalo, de las conversaciones que mantuvo con Miguel Hernández, es el arranque de esta novela, la obra más reciente del ciezano de adopción, Eduardo López Pascual.

Todo comienza al mediodía de un día cualquiera, cuando Carlos, el lector del manuscrito, recibe la llamada de su amigo Lucas, quien le comunica que, rebuscando entre sus papeles, se había encontrado un manuscrito que le parecía de un valor excepcional, un auténtico tesoro histórico y literario por cuanto trataba del poeta Miguel Hernández. El amigo no sabía quien había escrito aquellas páginas, pero sí estaba seguro de que era de vital importancia que Carlos lo leyese y decidiese sobre su posible publicación o no, para que aquello no se perdiese.

Desde esa primera página ya nos damos cuenta de que la novela va a tener, además de un repaso a los últimos años de la vida del poeta oriolano, un punto político del que nos avisa, claro está, el subtítulo de la obra: Un falangista con el poeta.

Y es aquí, en la lectura que Carlos hace del manuscrito, cuando Eduardo López Pascual se transmuta, entra en su propia obra para interpretar el papel de lector y de escritor, de Carlos y de Gonzalo, pues hay momentos en los que creo estar escuchándole a él, como no podía ser de otra forma, al hablarnos de las comnotaciones políticas de aquella guerra, incivil por él calificada, que llevó a la muerte a tantas personas inocentes.

Que Eduardo López Pascual tiene sus ideas políticas muy claras, no cabe duda a nadie que le conozca. Y que parte de ese pensamiento lo encontraremos en la obra, tampoco, pero ello la enriquece hasta un punto que no podría haberlo hecho sólo con el asesoramiento que ha tenido de José Luis Ferris y de José María García de Tuñón Aza (a la postre, el prologuista de la obra) en la documentación de la novela que nos ocupa.

En definitiva, una novela para leer, y disfrutar del saber literario de quien ha destacado como poeta y como narrador.

Francisco Javier Illán Vivas 

martes, 4 de septiembre de 2018

XXI Premio internacional de poesía Luys Santamarina






B A S E S 



1.- Podrán concurrir todos los poetas que lo deseen, de cualquier nacionalidad, con un solo trabajo inédito, en castellano y que no haya sido presentado, en ningún otro certamen poético. 

2.- Las obras se presentarán mecanografiadas por una sola cara, en DIN A4 por triplicado, grapados y de una extensión mínima de 500 versos y máxima de 1000. 

3.- Los poemarios serán remitidos en sobre cerrado en cuyo interior habrá otro igualmente cerrado, donde se escriba: título del trabajo o lema; dentro del mismo se incluirá título del poemario, nombre, dirección postal del autor, y teléfono de contacto. 

4.- Los trabajos serán enviados antes del 31 de marzo de 2019, haciendo constar en el exterior del sobre la indicación del Premio a la siguiente dirección postal. 

XXI Premio internacional de Poesía 

LUYS SANTAMARINA 2019 

Apartado de Correos 217 -30530 Cieza (Murcia. España). 

Teléfono 968 765 210 

5.- El premio está dotado con 750 E, y su publicación bajo los derechos de la asociación convocante. El fallo será inapelable pudiendo a juicio del Jurado, conceder un accésit, o declararlo desierto. 

6.- La asociación convocante no mantendrá correspondencia con los participantes, una vez fallado el Premio. El autor premiado será debidamente informado vía teléfono, así como la fecha y lugar de la presentación de la obra ganadora. El hecho de participar supone la aceptación de estas Bases.

sábado, 18 de agosto de 2018

La isla de Róbinson, de Arturo Úslar Pietri (Reseña nº 849)

Arturo Úslar Pietri
La isla de Róbinson
Editorial Drácena, 2018

El pasado mes de marzo, en Tenerife, durante un completo desayuno, tuvimos la suerte de compartirlo con Miguel Ángel de Rus, editor de M.A.R. Editor, y charlamos alrededor de muchas cosas, sobre todo, pues estábamos en las fecha de Tenerife Noir, de novela negra. Pero la cosa evolucionó hacia novela negra histórica, hacia los Reyes Católicos, los Trastámara y su capacidad para gobernar, hacia América, hacia hispanoamérica... y nos dejó una frase, que no sé si era suya: "A los españoles, América se la dieron los indígenas, y se la quitaron los españoles".

Y cuando me disponía a leer la novela que nos ocupa, a finales de julio, me vino al recuerdo aquella sentencia. Sorprendente la biografía que Arturo Úslar nos presenta en esta obra, dicen que de las más conseguidas de su creación -disculpad que lo diga así, no conozco su obra completa-, pues el tutor de Simón Bolívar, llamado Simón Rodríguez y también Samuel Róbinson, ve a lo largo de su vida cómo tantos sueños que se forjaron durante la guerra de independencia se frustraron, ante la visión partidista que muchos dieron a esa guerra y, lo que iba a ser una gran república, se convirtió en una desmembración por las guerras fraticidas, y los intereses particulares.

Podríamos decir que poco ha cambiado desde entonces, pero tal vez ese sea el mensaje de esta obra, el mensaje final, lo que Simón Rodríguez puede que ya vislumbrara entonces: los problemas de esa parte del continente Americano que vemos en el siglo XXI nacieron durante la Independencia.

Y siempre, siempre, a la sombra del Presidente-Libertador, pues él mismo sería olvidado apenas un puñado de años, quedando en el más absoluto de los olvidos.

Novela biográfica que es también una guía de los lugares que visitaron, países europeos y sus ciudadades, además de las poblaciones y ciudades de las repúblicas recién independizadas.

Pero, sobre todo, esta obra es un placer para el buen degustador de literatura, de lo bien escrito, narrado, descrito. Arturo Úslar Pietri es portentoso en este aspecto.

Francisco Javier Illán Vivas

viernes, 17 de agosto de 2018

Hablando de libros con Maica Bermejo Miranda


Maica Bermejo Miranda, Guadix, Granada. Ha colaborado en diferentes antologías y revistas literarias. Aunque se considera eminentemente poeta, sus relatos han sido elegidos para participar en las convocatorias de varios años del Certamen Ángeles Palazón de Cuentos de Navidad, convocada por el Colectivo cultural Los Extramuros. 
Un hombre gris y otros relatos es su primera obra como autora en solitario. 
Una entrevista de Francisco Javier Illán Vivas. 
---------------------------------------------------------------------------------------- 


Pregunta.- Nos conocimos un ya lejano 10 de julio de 2013, una calurosa tarde de julio, con más de treinta grados a la sombra, en el Café Comercial de Madrid, un lugar que creo ya no existe. Muchas cosas han pasado en tu vida creativa, desde entonces. 
R.- Realmente, sí, Paco. Muchas más de las que me hubiera atrevido a soñar. Como tú dices ese Café tal como lo conocimos ya no existe, ha sufrido una profunda transformación, igual que mi proyección como escritora. Yo acudí esa tarde a la presentación de varios libros de M.A.R. Editor y Ediciones Irreverentes a cargo de Miguel A. de Rus y alguno de sus autores. Entre ellos estaba tu libro La isla y otros relatos y Una extraña noche en Linares de Miguel Ángel. Después de escuchar vuestras presentaciones, los compré y me acerqué a que me los firmarais. Yo llevaba escribiendo prácticamente toda la vida, tanto poemas como cuentos y relatos. Cada una de las formas de expresión complementa la otra, la poesía nace espontánea y se desarrolla en un corto espacio de tiempo. El relato, el cuento o la novela necesita horas de dedicación, aunque el sentimiento, la observación o la necesidad de volcar en palabras una historia nazcan de un destello, es preciso disponer de tiempo para desarrollarla. Quizás por eso durante los años en los cuales el trabajo y la lucha por la vida necesitaban de toda mi energía escribí más poesía que prosa, aunque también hilvanaba historias que iban desarrollándose más lentamente. En 2013 acababa de abrir dos blogs literarios y así te lo comenté cuando al firmarme el libro te dije que yo también era escritora, hablamos de ello y tú me animaste a continuar escribiendo y sobre todo a  dar a conocer mi obra. Ahí comenzó una relación que nos lleva al día de hoy. En estos cinco años como bien dices he publicado en distintas revistas digitales, mis cuentos han sido seleccionados para ser publicados en el Certamen Ángeles Palazón, he escrito para el Fanzine Vinalia Trippers y la antología Castilla y León, puerta de la Historia y este pasado mes de Noviembre vio la luz mi primer libro de relatos. 

P.- Podemos afirmar que Maica Bermejo Miranda ya está totalmente introducida en el  mundo creativo y, dentro de este, en el de publicar y promocionar sus obras. 
R.- Sería muy presuntuoso por mi parte creer que estoy totalmente introducida en el mundo de la publicación y promoción de  mis obras. Me queda mucho por recorrer en ese camino, aunque eso no quita para que me sienta muy orgullosa de lo conseguido en estos escasos cinco años. En el mundo creativo, sí, porque éste no necesita de la concurrencia de los otros. Crear es un proceso solitario.

P.- Y tras aparecer en diferentes revistas literarias, revistas de creación literaria, antologías poéticas y de relatos, libros colectivos… viene Un hombre gris y otros relatos. Un libro que me permitiste el honor de prologar. 
R.- No podía ser de otra manera, Paco. Desde ese 10 de Julio has estado presente en mi  trayectoria como escritora, apoyando y aconsejándome con la generosidad que te caracteriza. He tenido el orgullo de participar en muchos de tus proyectos, fuiste el primero en leer el manuscrito de Un hombre gris, el primero en creer en él y el primero en animarme a llevarlo a una Editorial. El único que podía escribir el prólogo, indudablemente, eras tú.  

  
P.- Podemos leer en la contraportada que Un hombre gris y otros relatos es un libro para quien ha tenido alguna vez la necesidad de escapar de algo irremediable. ¿De qué escapa Maica Bermejo? 
R.- Escapo de la rutina, de la desidia que atrapa a la sociedad, de lo vulgar, del adocenamiento, de la manipulación, del engaño, de los enfrentamientos innecesarios, de la insolidaridad...

P.- Y, si seguimos leyendo, veremos que también es válido para quien ha buceado en el silencio de la noche. Dime, ¿a qué mares y a qué profundidades te ha llevado ese buceo personal? 
R.- Ese buceo me ha llevado a profundos océanos y a suaves playas de luz. Son mágicas las horas en que la calma se apodera de la ciudad y el espíritu se acrecienta en un diálogo interior. Ya decía Machado «Converso con el hombre que siempre va conmigo». Una conversación que en la noche, sin distracciones externas, se refuerza y expande afianzando los lazos entre nosotros y ese otro ser que siempre nos acompaña.

P.- Porque, no nos equivoquemos, en estos veintiún relatos vamos a encontrar a personas normales, que nos podemos encontrar por la calle de cualquier ciudad, pero que esconden mucho –como el común de los humanos- bajo la capa protectora del traje que cada quién quiera vestirse. 
R.- ¿Quién no se ha preguntado al cruzarse fortuitamente con unos ojos en una breve mirada, qué es lo que ocultan? ¿Cuántas veces, rodeados de personas jugamos a adivinar esas vidas ocultas que se desarrollan a nuestro lado? Si tomáramos distancia y observáramos desde fuera veríamos una corriente humana formada por infinitos regueros. Todos iguales, sin señas de identidad, ajetreados en un continuo trasiego. Sin embargo, dentro de cada uno de esos individuos hay un alma y un cerebro, realidades diarias a las cuales enfrentarse, historias de muerte y vida, de amor y renuncia, de odio y altruismo ocultos bajo el gris de la uniformidad que conforma la masa.  

  
P.- Lo destaqué en el prólogo. Y quiero preguntártelo ahora: a Maica Bermejo le interesa el calado humano del depredador, como creo que intuyo en uno de los primeros relatos. Pero también te interesa el de esos personajes más sencillos, simples, con los que nos podemos cruzar todos los días en la calle, como te comentaba en la anterior pregunta. 
R.- Me interesa el ser humano en todas sus facetas, creo que dentro de todos nosotros existen múltiples vertientes que se desarrollan, o no, según las circunstancias de vida. Incluso, pienso que son experiencias perfectamente intercambiables. Nadie sabe, hasta que le toca vivir en su propia piel, de lo que es capaz. Tanto para lo bueno como para lo malo.

P.- En varios de los relatos giras sobre ese interés, con diferentes historias. 
R.- Claro, son tantos los heroicos seres anónimos que batallan a diario con su humildad, su perseverancia, su estoicismo y su entrega a los demás haciendo mejor el mundo que habitan que es imposible no fijarse en ellos y construir por medio de la palabra pequeños homenajes que rinden tributo a su acontecer. Yo la llamo «la bendita normalidad» ese estado en el cual nada destaca, porque por desgracia lo malo toma siempre el protagonismo.

P.- Hasta que alcanzamos el libro de los libros, el mejor libro que un lector soñador puede encontrar en cualquiera de las librerías. Aunque, en este caso, en un parque. Malaquías Melquíades es un afortunado. 
R.- Estoy totalmente de acuerdo contigo. Malaquías es un hombre muy afortunado. No puede haber mejor regalo para un recolector de historias. Y... además, él es absolutamente consciente de su buena suerte. Por eso es feliz.

P.- No me resisto. ¿No te da miedo la página en blanco? 
R.- No, nunca he tenido esa sensación. Todas las historias nacen primero en mi imaginación y van tomando forma y desarrollándose. Cuando me siento a escribir tan sólo tengo que transcribir lo que está en mi cabeza. Mi problema es no tener el tiempo suficiente para plasmar y sacar a la luz todo lo que bulle en mi mundo interior.

P.- Poesía, relato o cuento. ¿Dónde se encuentra más a gusto Maica Bermejo? 
R.- En todos. Los que me conocen bien, saben que soy una disfrutadora de la vida. Cuando les digo refiriéndome a algo: “Es que me gusta mucho” en múltiples ocasiones me han contestado: ¿Y qué es lo que a ti no te gusta?  Es igual cuando escribo, me lo paso tan bien que me siento cómoda tanto en poesía como en relato o cuento. La novela es otro cantar por las horas de dedicación y la disciplina diaria. Eso me lo puedes decir tú que como todos sabemos acabas de quedar finalista en el premio Wilkie Collins de novela negra con Versos envenenados.
¿Cuántas horas diarias hay que trabajar para escribir una novela?


P.- Te responderé, aunque no me toca a mí hacerlo. Al menos seis o siete páginas diarias, es mi rutina de trabajo. Volvamos contigo. El lector de esta entrevista ya sabe que hemos tenido la fortuna de coincidir en varias ferias del libro, además de en otros eventos: Café Cosmos, Vallecas, Valladolid…  Y yo que no me guardo nada, le diré que estás pensando en volver a publicar, en este caso, poesía. 
R.- Este es mi nuevo reto e ilusión. Soy consciente de que es más complicado porque la poesía es un género minoritario. Lo bueno es que a los que nos gusta, somos apasionados lectores de nuestros autores favoritos. Así que poquito a poco, sin dejar mis cuentos, relatos, alguna novela que anda por ahí pidiendo paso y administrando mi tiempo de vida, me estoy internando por ese camino.

P.- Me comentaste que en Un hombre gris y otros relatos habías tratado de dar una correlación a los relatos, casi pensando en un ritmo musical. Y con los poemas, ¿cómo agrupas los poemas?
R.-  Agrupar los poemas, por un problema de cantidad, fue una ardua tarea. Me ha llevado muchas clasificaciones y mucho tiempo. Eso ha dado su fruto concretado en varios volúmenes estructurados por temas o situaciones. Ahora procuro, según los voy escribiendo, meter a cada uno en su cajón.
  
P.- Como escritora, y ya pasamos a otra sección de la entrevista. ¿Cómo sabes si un texto que has escrito es bueno o malo? 
R.- Ésta pregunta tiene su enjundia Paco... ¿Cómo saber si un texto es bueno o malo? Quizás aplicando el mismo criterio que utilizo cuando leo libros ajenos. ¿Por qué desechamos una lectura? ¿Qué nos hace continuar devorando las palabras? Ese mismo criterio es el que aplico para dar el “visto bueno” a lo que escribo y no pasarlo al cajón de retales o a la pendiente del olvido. Cuando algo no me gusta, decididamente lo rompo, y a otra cosa, mariposa...

P.- Supongo que escribes en el ordenador. Dime, ¿usas mucho la papelera? 
R.- Ni mucho menos, no siempre utilizo el ordenador. Escribo de todas las formas y maneras a mi alcance según las circunstancias. En cuadernos de todos los tamaños, en servilletas de bares o restaurantes, dicto en la grabadora, escribo en el móvil, y a veces en el ordenador, un PC a la antigua usanza. No consigo adaptarme al teclado o la postura del portátil, ni querría ir con uno a todas partes. De ahí que escriba de tantas y tan diversas maneras.
La papelera supongo que sí la utilizo bastante. Yo escribo prácticamente de un tirón, dejo que las historias fluyan y se desarrollen y después corrijo. Corrijo mucho. Leo y releo los manuscritos en voz alta, desbrozo el bosque de las palabras, quito párrafos enteros y sigo leyendo y releyendo hasta que en la última lectura prácticamente no haya corregido ni una coma. Ese es para mí el momento de darlo por terminado. Aun así, tú sabes, que si volviéramos a leer, volveríamos a corregir. Y entonces es cuando hay que dejarlo... definitivamente.

P.- ¿La buena literatura está hecha por gente desobediente? 
R.- No siempre. A veces sí y a veces no. Lo que sí creo es que dentro de todo escritor hay un rebelde. Un observador de la realidad, un crítico que filtra y analiza situaciones y que después las transcribe al papel. No sé si eso es ser exactamente desobediente. Creo que la buena literatura está hecha por seres excepcionales que como se ha demostrado muchas veces a través de la historia, no alcanzaron el éxito en su momento y que en la época actual, muy probablemente, no encabezarían las listas de ventas. No va unido forzosamente éxito con buena literatura. ¿Desobedientes? Rebeldes, diría yo, que viene a ser lo mismo dicho de otra manera jajjjaa

P.- Anuradha Roy, la escritora hindú, declaró que escribir es al mismo tiempo un regalo y una opresión. ¿Cómo lo ves? 
R.- Yo lo veo como una liberación. Puro disfrute. Indudablemente para mí es uno de los mejores regalos que me ha concedido la vida. No me siento oprimida en ningún sentido.


P.- Y en esta línea, la reflexión de Francisco Gijón: nadie que es feliz escribe, como tampoco nace el arte de ningún ser pleno. Esto, a mí, me deja muy inquieto. 
R.- Más que inquieta, me quedo perpleja. Si aceptáramos que todo lo que se escribe nace de los sentimientos y no de la razón, como puede ser en muchos casos, estaríamos, según Francisco Gijón en un mundo de autores tristes e incompletos. Qué penuria sufriría la literatura si sólo escribieran los infelices. Cuántas obras de arte no habrían llegado a ser si solamente crearan los seres vacíos. Creo que tanto la literatura como cualquiera otra expresión artística es producto de tantas y tan diversas criaturas que hay de todo. Gente desgraciada y feliz, plena y vacía, escéptica y crédula, pragmática y soñadora que crean en todos los terrenos y situaciones. El talento no tiene un marchamo que lo circunscriba.

P.- Cristina Fernández Cubs definió el cuento como «algo misterioso y titánico, que va siempre más allá de la extensión que tiene». ¿Cómo se soluciona el enigma?
R.-  El cuento soluciona su propio enigma, los personajes nacen vírgenes al mundo del papel y van creando sus propias historias que se desarrollan y expanden ante mis ojos sorprendidos. Ellos abren y cierran, sin duda, y deciden cuando y como terminar de contarnos su epopeya.

P.- En el mundo de las prisas, de los teléfonos inteligentes, del cambio climático, de alguna que otra pandemia… ¿qué sentido tiene la poesía? 
R.- La poesía es el remanso, la exaltación, el temblor que sacude nuestro letargo. Dentro de este mundo atropellado y cambiante existe lugar para el romanticismo, para el amor, para la llamada a la locura, para la crítica. A pesar de ser un género minoritario parece que existe una reactivación, cada día descubro nuevos lugares donde se producen encuentros para recitar y compartir sus obras. Ahí sí podríamos entrar en una discusión sobre la calidad, en unas cuantas ocasiones me he salido, subrepticiamente, para no ofender a nadie, porque bajo mi modesto punto de vista, lo que allí se leía no me decía absolutamente nada, ni a mi parecer, era poesía.
Sin embargo ha llamado poderosamente mi atención que en uno de los muchos concursos de talentos que pueblan las cadenas de TV en España, el ganador haya sido un poeta recitando sus poemas: César Brandon. No sé qué resortes ha conseguido mover ni el porqué de este hecho. El resultado no deja de ser sorprendente.

P.- Dos realidades. Escribía Eduardo García que un solo verso feliz puede permanecer durante siglos, mientras toneladas de poemas fallidos se pierden para siempre. ¿No desanima esa realidad al poeta? 
R.- Creo que quizás sea una idea que transmita en diversas ocasiones a lo largo de esta entrevista. Para mí, escribir es una necesidad. Los poemas brotan directamente de las emociones, a veces parece que mi mano está guiada por alguien ajeno a mí. Cuando escribo no busco la permanencia, busco volcar los sentimientos que bullen en mi cabeza y hasta que no los vierto al papel, móvil o grabadora, cualquier medio que esté a mi alcance, no descanso. Por supuesto disfruto enormemente cuando mis letras encuentran eco y reconocimiento entre los lectores. Como dice el dicho, entonces es: “Miel sobre hojuelas”


P.- Y la segunda realidad. En un mundo que tiende a leer cada vez menos, ¿qué piensas cuando lees que el pasado 2017 se publicaron, según la agencia del ISBN, 87.292 nuevos títulos? 
R.- Sinceramente, pienso que soy muy afortunada cuando alguien compra, lee y comenta mi libro. Abrirse camino, siendo una total desconocida, y competir con esos 87.292 nuevos libros, es toda una epopeya.

P.- No solo de letras vive el hombre o la mujer. ¿Dónde podemos encontrar a Maica Bermejo Miranda en la red? ¿Dedicas mucho tiempo a ella? 
R.- Pienso que empleo el justo, es decir, en apetencia y dependiendo del tiempo disponible que tengo que compartir con otras actividades. Para mí es un canal fundamental de comunicación con escritores y grupos literarios de otras provincias, países e incluso de la misma ciudad donde vivo.
Me podéis encontrar en https://alsurdelostambores.blogspot.com y  https://lucesysombras-huellasdelalma.blogspot.com que procuro actualizar una vez al mes, y en la cuenta de Facebook: https://www.facebook.com/maicabmiranda


P.- Aconséjanos una película.  
R.- Farenhait 451 de Francoise Truffaut

 P.- Una obra de teatro.  
R.- Los bellos durmientes de  Antonio Gala 

P.- Y una canción. 
R.- Vals nº 2, de Shostakovitch

P.- ¿Un libro?  
R.- El lobo estepario de Hermann Hesse 

Muchas gracias, ha sido un placer. Nos vemos en la siguiente Feria del libro. 
El placer ha sido mío, como siempre es un gusto charlar contigo.