Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 2 de marzo de 2017

Selección poética de Santiago Ricardo Hernández Sáez



NO CARONTE, NO.


Podré perder la cabeza,
más allá del umbral de la línea del horizonte,
pero no porto ni una sola pieza,
y no te podré pagar Caronte.
Remontar la Estigia podré,
sólo y como polizonte,
y muy a tu pesar,
del Hades regresaré,
pero sin pagar.
Bastante tiene uno,
con recibir a La Parca,
y a lo sumo,
subirme en su barca,
Pero ¿pagar?,
¿y por navegar?,
y encima morir sin rechistar,
¡Anda ya!,
Parca, Caronte y Satanás,
que si me venís a buscar,
no vayáis a errar,
estaré en el bar,
esperando,
por si queréis pagar.



LA SUERTE DEL POBRE

A veces se duerme caliente,
otras, te acompaña el hambre,
siempre la pobreza está presente,
es el sino del pobre, la cochambre.
Mas no será esta noche,
alabado sea mi reproche,
pues de carne y vino,
seguro esta noche yo goce,
y que si bien he de pagar,
de comer y beber he de reventar,
esa es la ley del pobre,
a reventar antes que sobre,
y después si place, a fornicar,
que de todo en esta vida,
hasta el más tonto… debe disfrutar.



TENTADO FUI DE TENERTE.

Tentado fui de tenerte,
mas no pude, no me atreví,
te quise y más que te amé
y sobre todo, te deseé.
por eso me fui,
a mi lado más oscuro,
lejos de ti y de mi propio ser,
por creerme no querido,
rechazado y hasta herido.
mis velas plegué,
en pos de otra vida sin ti,
navegando sin rumbo,
muchos mares crucé.
sirenas de bar acometiéronme,
pero ninguna mi campana hizo soñar,
que tras años encontré a la que.
esa campaña hizo girar,
agradeciéndole el saberme amar.
Pasados los años aún sigue sonando,
esa campana sin par,
pero siempre dejando
aquel sonido, que perdido entre el mar,
dejé por cobarde,
escapar.


PUEDO SOÑARTE

Puedo soñarte,
adivinarte,
conocerte ,
y hasta  explorarte.
Con mis manos,
recorrer tu cuerpo,
 adivinar e imaginar,
tu latitud y tu longitud,
ver el collado entre tus pechos,
 el valle que separa el monte de Venus,
llegar a tu frondoso bosque,
para perderme en él.
Explorar en tu intimidad,
caer rendido ante tu divinidad,
Y por fin,
conocer el mapa de tu cuerpo,
 sin ser tu dueño,
y si no es realidad,
que sea mi sueño.




Santiago Ricardo Hernández Sáez, nació en San Javier, Murcia, el 1º de Noviembre de 1968. Vive actualmente en San Pedro del Pinatar, Murcia.
Cursó estudios técnicos, siendo Técnico Superior en electricidad. Se dedica al montaje y mantenimiento industrial.
Lector tardío. Entre sus preferencias está la historia en general y la novela histórica.
Como escritor aficionado, escribe novela histórica y, entre descansos: relato corto, microrelato y poemas, cultivando así todas las disciplinas posibles.
Ha publicado Jake Ryan y el manuscrito de Ricardo de Chartres, 2015, Editorial El Fantasma de los Sueños. Novela ambientada en el Siglo XIV.
Ganó el concurso de microrelatos de terror de la asociación Palin de creadores de Murcia (2016), fue finalista en el concurso de relato corto La lectura de Ramón (2016), de la editorial Fantasma de los sueños y, en el I concurso de relato del diario digital VegamediaPress (2015).
Su segunda novela, La conjura de la Santa Espina, también ambientada en el medievo, se editará a primeros de 2018. Actualmente trabaja en su tercera novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada