Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

viernes, 27 de mayo de 2016

Fuimos amigos, de Mills Fox Edgerton (Reseña nº 772)

Mills Fox Edgerton
Fuimos amigos
Ediciones Irreverentes, octubre de 2015

Este es un libro de los recuerdos de Antonio Ortíz Ybarra, a quien todo el mundo conoce por Toño, quien vive casi en un museo desde que su mujer falleció. Y que, ahora, tras la muerte de un amigo de casi toda la vida- del cual había estado distanciado los últimos tiempos- provoca un desasosiego que altera su plácida vida.

Será su nieto, Juan Carlos Ortíz Gallego quien, en largas conversaciones con él, le obligue a recordar su vida junto al amigo de toda la vida, Fernando Suárez Beltrán (Nando), lo que le hará recuperar la tranquilidad, le hará mucho bien y descubrir aspectos de esa amistad que casi tenía olvidada.

Es también, por tanto, un recuerdo de lo que hemos vivido en España las últimas décadas, puesto en boca del personaje por un autor, el hispanista Mills Fox Edgerton, que conoce bastante bien lo acontecido en este país en los últimos cuarenta y algunos años.

Personalmente me quedo con la reflexión, casi al inicio del libro, sobre la amistad. A partir de ahí, excepto breves intervenciones del nieto, todo es un monólogo del abuelo. Porque, recordar a Nando, era una forma de volver a vivir, de ser joven, de abrise paso en la vida, y es que, Nando y él, eran amigos. Él, Toño, como el nieto, al final, quiere quedarse con esos recuerdos.

¿Por qué? Porque fueron amigos.

Francisco Javier Illán Vivas