Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

sábado, 14 de noviembre de 2015

El Don apacible, Vol III, de Mijaíl Sholojov (Reseña nº 752)

Mijaíl Sholojov
El Don apacible, Vol III
Ediciones G.P., 1966

En este tercer volumen de la historia se comienzan a producir el abandono del frente de guerra por parte de los cosacos, cansados de la guerra con Alemania y después de la Guerra Civil. Los ejércitos bolcheviques avanzan a lo largo del Don y perpetran asesinatos, fusilamientos, juicios sumarísimos, mientras se instalan los comités en todas las aldeas, se detienen a los cosacos que fueron fieles al régimen anterior, o que lucharon contra el Ejército Rojo.

Ello provoca la insurrección de los cosacos, que tuvo su apogeo en marzo de 1919. 

Pedro Melekhov es vilmente asesinado por los rojos, por quienes en su infancia, o un par de años antes, fueron sus amigos y, entre ellos, el padrino de sus hijos. Grigori se convierte en el más acérrimo enemigo del poder soviético, llegando a comandar un ejército inmenso.

Los excesos entre una y otro ejército se acentúan, ya no se toman enemigos; y los rojos, cuando conquistan una nueva aldea, queman las casas, matan a los que apoyaron a los insurrectos o a los blancos, sus propiedades son pasto de las llamas, sus tierras arrasadas. Los cosacos insurrectos se declaran bolcheviques, pero no comunistas, sus enemigos son los comunistas.

Grigori regresa con Axina y ante el avance de las tropas del Ejército Rojo, decide llevarla con él. Sabe que su cabeza tiene un buen precio para los comunistas bolcheviques.

Entre el humo de casas, propiedades y tierras quemadas, termina esta tercera parte de El Don apacible.

Francisco Javier Illán Vivas