Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 22 de octubre de 2015

Mis treinta años

Me asomo al tiempo de mi vida
desde la cuna hasta el presente;
no me atrevo a saludar mi suerte
porque más que admirarme me horripila.

Haber conservado una luz me admira
frente al oscuro golpe de la suerte
si así se puede nombrar el insistente
que desde el nacer penas no escatima.

Treinta años conozco esta tierra,
otros tantos años que solo gimiendo duermo
y es que a cada paso la desgracia se me aferra.

Pero es nada mi inútil tormento
frente a la pena que un día,
oh Dios, devengará al pegador sinfin tormento.