Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

martes, 4 de agosto de 2015

De mutuo acuerdo y otras obras menudas, de Diana M. de Paco Serrano (Reseña nº 733)

Diana M. de Paco Serrano
De mutuo acuerdo y otras obras menudas
Ediciones Irreverentes, junio de 2015

Hace unos años, Miguel Ángel de Rus se empeñó en que el teatro también se lee, y ese esfuerzo como editor de Ediciones Irreverentes le llevó a recibir el Premio a la mejor labor editorial 2014 de la Asociación de autores de Teatro y, aún más atrevido él, en los tiempos que corren: a convocar un Premio Irreverentes de Comedia.

El libro que comento esta semana es el ganador del I premio Irreverentes de Comedia, de una autora profesora titular de filología griega en la Universidad de Murcia y amiga de buenos amigos de quien esto escribe, como Charo Guarino, Santiago Delgado... y otros que estuvieron en la lectura dramatizada de los textos de la segunda parte del libro, Menudencias, en el Museo de Bellas Artes de Murcia, el pasado 13 de febrero.

De mutuo acuerdo es una divertida comedia de un hombre que decide matar a otro, que estaba a punto de morirse, para demostrar que él no es un asesino y que, además, tiene la carga sobre sus espaldas de haberse quedado pegado a un abrigo de piel de camello trotón (de ahí largo título de esta primera obra: De mutuo acuerdo o el concierto del hombre con un abrigo pegado a la piel).

Debajo de esta absurda situación la autora, con muy buen humor, nos describirá las difíciles negociaciones de una separación matrimonial, y los casi siempre nefastos resultados para el hombre. Importante es, en el sustrato de la obra, las alusiones permanentes a las psicólogas de las dos ex esposas del mal llamado Fermín, y a la lapidaria frase reiterada :"porque las psicólogas de mis ex mujeres, de mutuo acuerdo, dicen que sería perjudicial para ellos, para su desarrollo mental y emocional", que nos podrán hacer reír, pero qué carga llevan a lo largo de la obra.

El mal llamado Fermín, es decir, quien mató a un hombre para demostrar que no era un asesino, el mismo que está pegado a un abrigo de piel de camello trotón, al final, decidirá hacerse cantautor y farandulero, porque eso es, según las psicólocas de sus ex mujeres, beneficioso para sus hijos, que los tiene, y bastantes, con una y con otra.

Menudencias son seis humorísticas piezas breves que pondrán la guinda sobre esta obra.

Francisco Javier Illán Vivas