Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

martes, 14 de abril de 2015

La sombra de una duda, de Pilar López Bernués (Reseña nº 712)

Pilar López Bernués
La sombra de una duda
Ediciones del Azar, marzo 2014

Si os digo que Pilar López Bernués es una amante del montañismo, seguro que no os descubro nada, pues su obra literaria ha dejado constancia de ello en más de una novela, incluso sus novelas de la serie "Aventureros en Acción", que publica con Editorial Bruño, están impregnadas de esa libertad y aventura que produce (y seduce) la montaña.

En La sombra de una duda la autora nos llevará desde el monótono trabajo de una oficina a las amplias extensiones de los Pirineos, a una ascensión por la zona de la Pica d´Estats y a un misterio que no podremos descubrir hasta el final de la novela, y que nos enganchará a sus páginas para conocer una verdad que puede acabar con el matrimonio de Fran, protagonista en primera persona de esta aventura y de este misterio.

El mismo narrador se lo pregunta en las primeras líneas de la novela: ¿qué lleva a un hombre felizmente casado, con hijos y empleo estable a vivir una experiencia más o menos expuesta que le alejará de los suyos unos días, le privará de comodidades, someterá a su organismo a una tremenda tensión, cansancio e inquietud? Ni él conoce la respuesta, por eso se ve en la necesidad de ponerla por escrito, para descargar su mente, su culpa latente e intentar descubrir lo que ocurrió en aquella ladera durante la tormenta que les sorprendió un fin de semana.

Únicamente iban a ser, en efecto, tres días. Pero fueron tres días que cambiaron la vida de Fran, y que él ni imaginaba. Porque en ningún momento se planteó que la invitación que le hizo Raúl fuese lógica, ni que sonara verosímil que dos desconocidos (el citado Raúl y su primo Alex) le ofrecieran formar parte de una expedición... aunque fuese simplemente de entrenamiento, de ponerse a prueba.

Fran sabía que aquella invitación tenía poco sentido, que no parecía lógica, pero tal eran sus ganas de ponerse a prueba que nunca sospechó el trágico desenlace de aquella escalada.

Y él, no pararía hasta conocer la verdad de lo que ocurrió en la ladera.

Francisco Javier Illán Vivas