Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

domingo, 24 de agosto de 2014

Las historias del Caballero Gil, de Adolfo Navascues Gil (Reseña nº 690)

Adolfo Navascues Gil
Las historias del Caballero Gil
Backgrounfs Books, 2014

Adolfo Navascues es, él mismo, casi un personaje de novela, de un humor agudo que muchas veces sólo detectan los finos paladares, y que parece ha querido convertirse en ese personaje de novela, o una sucesión de cuentos, que él mismo nos narrará en el presente libro.

Convencido de la procedencia alemana del apellido Gil, el autor nos irá narrando, con alguna que otra cita para los más interesados en el tema, la historia del Caballero Gil, desde aquellos que lucharon con Don Pelayo contra los moros.

El título de Caballero no es gratuito, debe saber el desconocido lector de estos no tan abruptos acantilados, pues a lo largo de las páginas conocerá también sus peripecias con los equinos y la preferencia de nuestro personaje por el caballo-caña, que justificación hubo, y de peso, por no decir otros adjetivos más apropiados a la aventura. Una aventura que se sucede en Gallur, pueblo de la provincia de Zaragoza.

Los Marqueses de la Contraparada, el Soto y la Huerta Baja; el Rey Ramiro, Fernando el Santo, el citado Don Pelayo, y otros muchos ilustres nombres pasarán por las páginas -y por la historia de los Gil-, además de otros más cercanos, más comunes, pero que fueron llamados a ser reyes: Aldredo, Luis, Escolástica, Anunciación... todos hombres y mujeres respetables que Adolfo, el autor, nos irá presentando a lo largo de estas Historias del Caballero Gil.

Francisco Javier Illán Vivas