Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

miércoles, 28 de mayo de 2014

Selección poética de Francisco Vicente Martínez

A una sonrisa



Antes de tu llegada el parque se amontonaba de noche

Silencio del muérdago y de la sabia triste.



Enmudecidos sus rincones de eternas melancolías

Tristes bancos con geranios de copas desatendidas.



El parque lleva penitente su silencio

Arboles solitarios con sus ramas caídas sobre la tierra desconsolada.



Hasta que tú llegaste la fuente seca

Y sus palomas muertas en el frió sueño de un invierno atronador.



Ven sonrisa como la mañana a poner el sol en los labios

Y la caricia en los ojos serenos del amante muerto.



Ven sonrisa a endulzar el néctar extraño de las hiedras

Por que todo es azul en tus manos cuando me miras.



Ven, para recordar que aun existe la belleza, y la flor, el jilguero y el silencio del viento entretejiendo las hojas.

Que aún es posible mirar al cielo y sentir la caricia perdida de tus manos.



Acaricio estas letras

Acaricio estas letras
Como si fueran ella misma
Como si su perfume desconocido,
  -Con un sentir poderoso y perverso-
Impregnara las palabras
Entre las letras y las frases incardinadas, vive su recuerdo

Poderosa razón de las palabras
Que releo y degusto
Con la íntima satisfacción del dolor.




Y contare olas por ti

Y contare olas por ti
Ahora que escapan los pensamientos
Ahora que mis ojos te regresan y mi corazón te late,
Contare olas por ti.

Cuantas veces te encontré en este mar
          --con sus olas tristes, con su viento ajado---
Así de fácil levante el mundo.

Aquí donde la mirada habita la distancia fabrique nuestro hogar
Apoyado en la tormenta resucite tu nombre
desde el acantilado.

Pero tal vez el amor sea solo este lugar
          --con sus olas tristes, con su viento ajado---
Restos de naufragios, guardián de recuerdos,
Caracolas.




Desconocida



Todos los días asisto al milagro de la vida,

Pasas a mi lado como una diosa ungida de virtudes



Y yo, anónimo de tu dicha

Me encaramo hasta la cima del mundo de los sueños imposibles


Francisco Vicente Martínez nos dice que es dual como géminis, tiene vocación por la soledad, aunque le dicen que será fobia social, como aseveraba Favafis "no envilezcas la vida en el tráfago humano" A veces se dice que teme a la muerte solo por dejar de hablar consigo mismo, es una larga conversación que se inicia con las preguntas de un niño y que hoy aún no sabe responder. Buscó la felicidad y el amor, pero me se dio cuenta de que estaban solo en el camino.