Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

miércoles, 16 de abril de 2014

Selección poética de Ana Gregorio



EL ECO

Se agazapa en el espejo
bajo el corazón de plata
hecho nube y sortilegio
el eco que se derrama
por las paredes del tiempo.
Entre las ramas del cielo
susurra flores cantadas,
elegancia que suspira
saltando sobre el reflejo
de su juventud dorada.



MUJER

Fortaleza protegida
con torreones de fuego,
defendiendo los recuerdos
preñados de tu sonrisa,
son tus ojos las esquinas
vigilantes de otros tiempos
cuando fueran caballeros
los brillos con que iluminas.
Aleteo de golondrinas
sobre el tejado del cielo
estandarte del deseo
es el alma femenina.



AMOR

Eres fuego de amor y mi destino,
firmamento infinito que me abrasa
cuando cierro los ojos a la nada
abriendo el corazón en donde habito.

Me fundo en el ardor de tu mirada
deshojando las flores del destino
que embriagan con aromas mis sentidos
y sienten los latidos de mi alma.

El dulce resplandor del mar regala,
con esencia de rosa y azucena,
el eterno temblor de la mañana.

Pones oro en mis labios, arboleda
luminosa de fuente engalanada,
con derramadas perlas de belleza.



CIELO

Los aromas reverberan el color de la mañana
hecha de sombra y de cielo, de brillos y de hojarasca,
destilando los matices grabados sobre la plata
nocturna por sentimientos que asoman a la ventana
abierta cuanto revelan sobre la blanca almohada.




Ana Gregorio, nacida en Alcantarilla, licenciada en filología hispánica, ha realizado dos cursos de capacitación investigadora. Nos cuenta que escribe lo que le dicta el corazón y que su pintura, de formación autodidacta, ha sido ya expuesta en diferentes lugares, individual y colectivamente. Ambas, poesía y pintura, forman parte inseparable de su formación interior.

2 comentarios:

  1. Gracias, Carlos. Todo un honor viniendo de un gran poeta. Saludos.

    ResponderEliminar