Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

lunes, 17 de febrero de 2014

Selección poética de Claudia Souza

NOSTALGIA
A veces la nostalgia me asesta,
como hoy,
su cuchillo traicionero.
Y una carta redactada en el revés
de un formulario de farmacia
me devuelve a los veinte,
detrás del mostrador.
Y en torrente desemboco
en la casa de mi madre
que me despierta con mate,
el nido caliente y un “abrigáte”, al salir.
Pero vuelvo a este lugar,
este que es ahora mi hábitat,
donde estoy a salvo y a menudo hay magia.
Y sin embargo el miedo,
miedo a que el cuchillo traicionero
me ahogue
sin poder nunca volver...



CICATRICES Y MERIDIANOS
Aquí, desde el silencio de la soledad,
en el compartimiento estanco
de todas sus abstracciones,
ella había trazado una línea
cruzando el meridiano de la pared
con la espalda de él,
que dormía bocabajo.
Imaginaba que él sería capaz de despertarse y
mirarla mirándolo,
que sus ojos dejarían de rogar y
podrían cerrarse en algún espasmo, por ejemplo,
de esos que hacía siglos
a él no le interesaba darle.
La breve luz que dejan
los agujeros de la persiana
sigue amaneciendo la cicatriz
que ni él ni nadie
ha sido capaz de recorrer.
Pero es mucho más que eso,
ella es la cicatriz que no menguó el tiempo.
Ella es todas las respuestas
a lo que nunca él preguntó.
Es la que él no conoció y acariciaba,
la que maquinaba fugas diarias
y vivía en una eterna evasión.
La que dejó de quererlo a pulso,
la que dejó de esperarlo
de la misma gradual forma
en que empezó a amarlo.
La que se perdió de tanto darse,
la que después -y a solas- se encontró.
Echarlo de menos
cuando aún él estaba
hizo el resto.
Así que se salvó
perdiéndolo de vista.




VERSOS DE INVIERNO Y VEREDAS NOCTURNAS
Si supiera que me añoras bajo este mismo cielo…
Sería un leve consuelo en este fuego sin leño,
en este cuerpo de sueños.
¿Será mi amor que te espera
el que huela a primavera en estos días de invierno,
con estas lluvias primeras?
¿Serán los versos que escribo el que te piense tan mío,
que no encuentre algún camino que te sienta con certeza
y que aguarde en la pobreza de mis brazos
que en buen puerto
permanecen siempre abiertos solamente para vos?
-Me pregunto si hoy tendré algún lugar en tu historia-
Si supiera que me añoras
en cualquiera de las horas de una noche como ésta.
Si supiera que aún despierta puedo soñarte cerca,
retornar en tu regreso
y vencerme en el secreto de otra noche,
como ésta..
Si supiera que me añoras…
qué daría por saberlo!
Ya mis versos no harían falta
ni mis rimas, mis modismos (si hablarían de lo mismo)
Y qué será de mi vida si mi febrero es invierno,
si el amarte ya no importa.
¿A dónde voy si me faltas?
¿Cómo escribo yo mis versos que a tu amor le cantan
si da igual?
Y no he visto más que hojas secas
donde seguramente había flores
Y sé de algunos amores que me hablaron de algún sol.
Si ya olvidé el calor, si no es tuyo no hay abrigo.
Amor mío
es que este invierno
me despoja de tu amor.


(Del poemario Vernos de invierno y veredas nocturnas, Editorial ADIH, 2013)





Claudia Souza (Azul, Buenos Aires, 1971) es Licenciada en Psicopedagogía por la Universidad de Murcia, ciudad en la que se radicó desde 1997. Especializada
en coaching e inteligencia emocional, se dedica a la formación y el desarrollo personal. Su primer relato de ficción fue incluido en el volumen antológico “Cuentos que llevó el cartero” (Ediciones Fuentetaja, Madrid, 1998). Desde 2009 alterna narraciones y poesía en su blog literario “La manivela rota”. Versos de invierno y veredas nocturnas es su primer poemario publicado.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por incluir mis poemas en vuestra sección. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una gozada leer aquí los versos de Claudia Souza.

    ResponderEliminar