Revista de creación literaria en busca de creadores del mundo

jueves, 2 de mayo de 2013

Perlas del pensamiento misógino, de Miguel Ángel de Rus

Título: Perlas del pensamiento misógino
Autor: Miguel Ángel de Rus
Editorial: Ediciones Irreverentes, 2009

Divertido, inteligente, provocador y detallado estudio sobre la misoginia en la literatura, Perlas del pensamiento misógino rememora tres mil años de literatura escrita para reencontrarnos con cuanto de malo se ha dicho sobre las mujeres. Coquetas, perezosas, infieles, vanidosas, brujas, aliadas del demonio, putas, golosas… todo ha quedado dicho sobre la mujer desde tiempos de Homero o Juvenal hasta los autores más modernos. Miguel Angel de Rus ha recogido un amplísimo vocabulario misógino en el que quedan retratadas las mujeres de todas las épocas y todos los países, y habitualmente también los propios escritores. ¿Qué les mueve a odiar o despreciar a la mujer? ¿Amores perdidos? ¿La educación? ¿La religión? ¿La propia vanidad? Pero no sólo hay misóginos que resten importancia a la mujer; algunos prefieren crear a la mujer perfecta, como Georges Bernard Shaw, Edgar Neville, Prosper de Merimée, Villiers de l’Isle Adam, Antonio Gómez Rufo, Luis Gª Berlanga, Luis Buñuel o Fellini. ¿Por qué el hombre cree que puede mejorar a la mujer? Estas páginas presentan, con voluntad polémica, las más contundentes sátiras escritas contra las mujeres y su mala influencia en los hombres. Miguel Angel de Rus nos acerca, con mirada fría e irónica, frases que en ocasiones llevan al enfado, en otras a la risa, pero que coinciden en criticar a la mujer. Y demuestra que no sólo los hombres pueden hacerlo; también hay escritoras que han quedado ante la historia como fervientes fustigadoras de las debilidades de la mujer. 
 
Perlas del pensamiento misógino, además de ser un extraordinario ensayo, cuenta con ilustraciones de Francisco de Goya, Jean-Léon Gérôme, Aubrey Breadsley, Olaf Gulbransson, I. Troidze y Henry Fuseli.

El autor, convencido de que son las mujeres quienes principalmente leen, confía en su sentido del humor e inteligencia. Es además una adecuada lectura para hombres, quienes podrían sacar provecho de ella.